jueves, 26 de enero de 2012

La oferta de Ceta: Mecánica y Electricidad Automotriz

“La posesión de un vehículo ya no es un lujo, ahora es una necesidad”, sostiene Pedro Castañeta, auxiliar administrativo del Centro de Enseñanza Técnica Automotriz (Ceta), al referirse a la amplia demanda laboral que hay para las carreras que este centro educativo ofrece, ante el crecimiento del parque automotor.

Este centro ofrece las carreras de Mecánica Automotriz y Electricidad, además de Electrónica Automotriz.

Ceta, ubicado en la calle San Alberto casi avenida Blanco Galindo y puente Quillacollo, forma profesionales especializados a nivel técnico medio y superior hace 39 años, frente a la demanda del creciente mercado laboral de jóvenes técnicos en la rama de la mecánica, electricidad y electrónica automotriz.

El técnico superior en Mecánica Automotriz, por su formación especializada se ocupa del buen funcionamiento, la generación y transmisión del movimiento en sistemas automotrices de los vehículos de tracción mecánica.

Este profesional evalua, selecciona e integra dispositivos y partes del vehículo, tales como el chasis, volante, embrague, corona y engranajes, además se asegurará del funcionamiento correcto del neumático, la llanta, el carburador, amortiguador o muelle, el depósito de combustible, además del motor de cualquier tipo de automóvil.

Los estudiantes de esta carrera pueden desempeñarse en empresas pequeñas, medianas y grandes productivas y de servicios, del rubro mecánico, operando y manteniendo sistemas automotrices. Para ello, este centro de enseñanza ofrece el cincuenta por ciento de la formación práctica, ya que cuenta con un taller de automóviles donde los alumnos pueden armar y desarmar los vehículos para perfeccionar su técnica, sin dejar de lado el aprendizaje teórico, “pues para manipular cualquier tipo de automóvil se debe conocer sus características y su historia”, resalta Castañeta a tiempo de informar que la institución tiene convenios con empresas mecánicas, entre ellas JR, Monsa y Moroni, lugares donde los estudiantes ponen en práctica lo asimilado en teoría.

Actualmente el instituto se encuentra equipado con material didáctico: equipos especializados de enseñanza y capacitación, con motores a inyección electrónica de combustible, aparatos de control y diagnóstico (scanners automotrices, osciloscopios, analizador de gases, multitesters automotrices).

También cuenta con motores de 2 y 4 tiempos, piezas y mecanismos, animaciones en computadora sobre el funcionamiento de motores de combustión interna, videos técnicos, cámaras de videos para circuito cerrado y software técnico en computadora para la formación eficiente de los profesionales.
MUJERES

Las mujeres han roto todos los cánones sociales al optar por este tipo de carreras, constituyéndose en el diez por ciento de la población estudiantil de la carrera de Mecánica Automotriz y Electricidad. “Ya graduamos a cinco mujeres, una de ellas trabaja en Toyosa y las demás tienen sus propios talleres”, comenta Castañeta.
ELECTRICIDAD

Otra de las carreras que oferta Ceta es la de Electricidad y Electrónica Automotriz que está orientada a mantener el correcto funcionamiento de los guiñadores, luces, radios, cerebro y demás partes eléctricas del vehículo, que requieren de una especial atención, de no ser manipulados con precisión, los vehículos podrían sufrir cortos circuitos o incendiarse.
INSCRIPCIÓN

Las clases en Ceta inician el próximo 6 de febrero y para inscribirse, uno debe acudir a las oficinas con Bs 150 por el costo de la matrícula semestral. La mensualidad tiene un costo de Bs 320.

Tanto Mecánica Automotriz, como Electricidad y Electrónica Automotriz se puede cursar en tres años, para lograr el título de técnico superior, pero si lo desea, el estudiante sólo asiste dos años o cuatro semestres y obtiene el título como técnico medio en la carrera que elija. Los horarios se ajustan al tiempo libre de los interesados, porque los estudiantes pueden pasar clases en la mañana, en la tarde o en la noche. Un cincuenta por ciento del alumnado es gente que ejerce esta ocupación de manera empírica y lo que pretenden es especializar su técnica u obtener un título que los acredite como profesionales capaces de manipular el parque automotor que crece cada vez más. Hasta el año 2009 el parque automotor del país sumaba 905.870 vehículos, de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística, a estos se suman 55 mil el 2010 y 69.302 que se legalizaron el 2011 con la nueva ley, es decir que la cifra de vehículos ya supera el millón en el país. Asimismo, el interés de jóvenes es notable en los talleres donde adolescentes desde 12 a 15 años se inician para adquirir experiencia según el auxiliar administrativo de Ceta, quien asegura que un buen profesional en el área tiene un ingreso mensual de 300 dólares, aunque los sueldos no son estandarizados, pueden variar dependiendo del empleador y los ingresos de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada