viernes, 3 de abril de 2020

Alumno de la UPSA presenta obra sobre crecimiento personal

El libro “Conviértete en la persona que siempre soñaste ser” ya puede encontrarse en línea.

Eduardo Bendek Justiniano, estudiante de último semestre de Ingeniería Económica de la UPSA, presentó su libro "Conviértete en la persona que siempre soñaste ser" en su página web y otras plataformas sociales. La obra consiste en siete principios para potenciar los dones y talentos del lector.

El trabajo es resultado de 10 meses de investigación a través de entrevistas con personas de éxito, expertos en relaciones personales, empresarios y psicólogos. Asimismo, es producto de una recopilación de textos escritos por grandes autores enfocados en crecimiento personal, complementados con historias fidedignas.

“Tuve como inspiración principal a dos personas muy importantes en mi vida que partieron de este mundo el año pasado, y mi segunda inspiración fue la necesidad que vi en mis amigos de superar la depresión, la ansiedad y la falta de objetivos claros”, explica Bendek Justiniano acerca de los motivos detrás del proyecto.

"Conviértete en la persona que siempre soñaste ser" está dirigido a los jóvenes y adultos que están buscando salir de la depresión, frustración y ansiedad. Se puede adquirir en Amazon con un costo de 7.99$us. También puede encontrarse en las cuentas de Facebook, Instagram y Goodreads con las que cuenta el autor. Una presentación oficial del libro impreso será anunciada en cuanto transcurra la cuarentena.

Nacido en Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, Eduardo Bendek Justiniano entró al mundo de la literatura a través de la poesía. A sus 17 años, publicó su primer libro, titulado "La esencia del pensamiento", un compilado de poemas. Ha sido ganador tres años consecutivos de un reconocido Festival de Poesía de su ciudad y fue galardonado con el “Premio Joven Literatura 2015”. A raíz de su excelencia académica, es acreedor de una beca completa en la Universidad Privada de Santa Cruz (UPSA).

jueves, 2 de abril de 2020

Colegios y universidades privados podrán realizar sus pagos al finalizar la cuarentena

Ante la preocupación de los padres de familia de las unidades educativas y universidades privadas por el pago de las pensiones mensuales, el ministro de Educación, Víctor Hugo Cárdenas, manifestó que podrán cancelas las cuotas después de que pase la cuarentena sin recargo alguno de multas, interés ni sanciones.

“Los padres de familia que no puedan pagar las pensiones de sus hijos podrán reprogramar los pagos después de que pase la cuarentena sin el cobro de ningún interés ni castigo”, dijo el ministro Cárdenas.

La medida fue asumida tras una reunión sostenida con la Asociación Nacional de Escuelas y Colegios Privados (Andecop) y con las universidades privadas, que se pusieron de acuerdo.

miércoles, 1 de abril de 2020

UPSA participa en alianza para diseñar respiradores y mascarillas

El equipo interdisciplinario del proyecto Makers Covid 19 lo impulsan profesionales de la (CAINCO), Reality (Herramientas Creativas), Mediquip (Equipamiento Médico), Terbol, y las universidades UPSA, UCB y UTEPSA.
La pandemia causada por el Coronavirus dio paso a movimientos solidarios en los que participan universidades, empresas, instituciones públicas y sociedad civil, que conformaron alianzas estratégicas para combatir al Covid 19 con el uso de tecnología de avanzada, combinada con ingenio y voluntariado. Y Bolivia no se quedó atrás.
Quantum Bolivia y el estratega creativo Amples Regiani de la Fundación Viva impulsaron una alianza a nivel nacional, al que la UPSA ingresó por las gestiones realizadas por Alejandro Lora, vicepresidente del Directorio de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra, que puso a disposición su laboratorio de modelación industrial (FabLab UPSA), más el trabajo de docentes y estudiantes.



La convocatoria fue lanzada el 20 de marzo en Facebook para las personas interesadas en colaborar en la producción de equipos de salud, ante las carencias de los hospitales en nuestro país. Profesionales de una decena de instituciones se plegaron a conformar un equipo de trabajo virtual, denominado Makers Covid 19, con el objetivo de desarrollar mascarillas, barbijos y respiradores artificiales, que son puestos a disposición gratuitamente para su fabricación en serie.
En esta alianza interinstitucional de voluntariado, la UPSA conformó en Santa Cruz un equipo que se encargó del diseño de respiradores artificiales, liderado por el docente Federico Escobar, jefe del FabLab UPSA, apoyado por el también diseñador industrial Hans Calderón; los ingenieros electrónicos Juan Pablo España Briceño, Marcelo Lazo Dubyakoski y Cristhel Veizaga, más Juan Pablo Arteaga que es docente la Utepsa. También se trabajó en línea con el docente Diego Suárez Traverso, de la UCB de La Paz.
El equipo que en Santa Cruz tuvo un 80% de integrantes que aportó la UPSA contó con el respaldo de la empresa Reality (Herramientas Médicas), Mediquip con personal médico especializado como el Ing. Biomédico Eduardo Claros y la Dra. Melina Suárez, en tanto que la aceleradora de negocios Innova de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo (CAINCO) facilitó el contacto con pares colombianos que compartieron información sobre el desarrollo de un prototipo similar.
En base al software Open Source, del que se tomó el modelo Oxygen, el equipo de trabajo logró adaptar un prototipo en apenas una semana, pese a las limitaciones para conseguir material de trabajo, por las restricciones para el traslado de personas y equipos dispuestos justamente por la cuarentena. Al momento, los oxigenadores se encuentran en fase de testeo, por lo que se estima que este 31 de marzo superen la evaluación de las autoridades médicas, para dar paso a la fabricación en serie, de acuerdo al cronograma de trabajo establecido.

En cumplimiento de ese cronograma, los barbijos elaborados en paralelo por otro equipo en Santa Cruz, que recibió aportes de la empresa Terbol, ya fueron entregados el pasado viernes 27 de marzo a representantes del Colegio Médico de Santa Cruz. La carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA) y la Fundación Respira Bolivia filial Santa Cruz trabajaron en conjunto en el diseño del prototipo, que fue testeado por un laboratorio y por el toxicólogo Alejandro Mollinedo.
El barbijo desarrollado por la UPSA y Respira Bolivia es un modelo protector auto filtrante en tres capas, conformado por un tejido de aglomerado denso, capaz de filtrar partículas. (ampliación de tema barbijos en nota aparte)







Universidad Quechua de Cochabamba avanza con la teleeducación

En plena emergencia sanitaria en Bolivia provocada por la llegada del Covid 19 que ha paralizado las labores educativas, la Universidad Indígena Boliviana Quechua Casimiro Huanca (Unibol), ubicada en el Trópico de Cochabamba, continúa con la formación de sus alumnos a través de la tecnología, echando mano de la teleeducación.

El rector de esa casa de estudios superiores, Hugo Guzmán, se muestra satisfecho con los primeros logros de esta experiencia en una casa de estudios superiores ubicada en el área rural, con alumnos que viven en comunidades alejadas en ocho departamentos del país.

“De manera disciplinada, una vez que salió el decreto, tanto docentes, estudiantes y personal administrativo acatamos la cuarentena dispuesta para precautelar la salud de nuestro país. No obstante, como Comunidad Universitaria debemos tener toda la capacidad y fortaleza para seguir adelante, es así, que planteamos desarrollar nuestras actividades académicas de manera virtual “, dice Guzmán.

Pero, ¿cuál es la fórmula que está utilizando la Unibol para avanzar con este plan de educación virtual? Realizar un diagnóstico de las reales condiciones de cada docente y alumno en su acceso al internet y el manejo de las diferentes herramientas tecnológicas, como aplicaciones y otros.

En ese marco, el rector Guzmán comenta que lo primero que se hizo en la Unibol fue capacitar en línea al personal docente para estandarizar las aplicaciones que se utilizarían en el proceso educativo. A continuación, se valoró tres factores fundamentales en los estudiantes, sin los cuales no se puede implementar ningún proceso. Los factores que la Unibol consideró y analizó fueron: la facilidad del manejo de las aplicaciones, el bajo consumo de megas de internet y el acceso a la conectividad de los estudiantes, esto considerando que la mayoría de estos provienen de áreas rurales.

“Se decidió acatar la cuarentena porque uno de los principales principios indígena es la preservación de la vida, y enviar a los estudiantes a sus comunidades, igual que los profesionales que trabajan en la universidad; sin embargo, se instruyó un proceso de capacitación en línea de todo su personal docente, estandarizando las aplicaciones que se deberían utilizar en el proceso educativo, tomando en consideración su facilidad de manejo, bajo consumo de megas o ancho de banda y, sobre todo, la identificación de la situación socioeconómica y conectividad de cada estudiante”, señala.

El director de Postgrado de la Unibol Quechua, César Camacho, explica que para lograr este propósito, la universidad realizó un diagnostico que permitió conocer la localización actual del estudiante, el mapeo de sus actividades, su grado de conectividad y su presupuesto diario destinado a la compras de megas y plasmar los resultados en un Plan de Enseñanza Aprendizaje acorde a la realidad practica del país.

“Los resultados del diagnóstico permitieron segmentar a la población estudiantil en tres grupos: alta conectividad, conectividad intermitente y baja o deficiente conectividad. En función de esta información cada docente planificó actividades diferenciadas, pero a la vez articuladas en función también a la vida misma de la comunidad de cada estudiante”, explica el rector Hugo Gúzman.

El director de Investigación de la Unibol, Grover Lisperguer, remarca que con esta experiencia la educación virtual se constituyó para la Unibol en una herramienta que permite fortalecer la producción campesina, al incorporarse como la práctica productiva de los estudiantes en sus comunidades, ya que pretende desde la guía virtual del docente, resolver los problemas productivos de las comunidades Indígenas desde los contenidos propuestos en los planes de enseñanza virtual.

El rector de la casa de estudios superiores, fundada en 2008, afirma como esta nueva experiencia, nacida en esta crisis sanitaria, tiene como fin que los estudiantes dominen la tecnología y ayuden a resolver las problemáticas productivas de su comunidad con la participación virtual del docente.

“Primero, la Unibol quechua busca implementar un proceso educativo que no perjudique al estudiante en caso de reprogramar el calendario académico. Segundo, es una oportunidad para ingresar a la educación virtual y el dominio de las nuevas TICs para los futuros profesionales y docentes. Por último, se busca que los estudiantes dominen la tecnología mediante el aprendizaje de las materias, ayudando a resolver las problemáticas productivas de las comunidades indígenas con la participación virtual del docente y el desarrollo práctico de los contenidos de las asignaturas”, sostiene.

Guzmán remarca que toda esta experiencia se realiza cumpliendo todos los protocolos de bioseguridad para evitar contagios en medio de la pandemia del Covid 19.

La emergencia sanitaria en Bolivia por el Covid 19 ha obligado al gobierno nacional a paralizar las actividades educativas a todo nivel (primaria, secundaria, institutos técnicos y universidades). Esta situación puso a las instituciones educativas del país ante un desafío: continuar los procesos educativos mediante la utilización de los medios virtuales.

Países como Chile, Argentina, Brasil, Ecuador han logrado implementar con éxito planes de educación virtual o la teleeducación; en el caso de Bolivia, en las primeras semanas de paralización de actividades las instituciones educativas anunciaron seguir similares medidas; sin embargo, con el transcurrir de los días muchas desistieron del proceso, argumentando la falta de acceso a internet de sus estudiantes, falta de manejo de medios virtuales de sus profesionales o, simplemente, por denuncias de estudiantes por una supuesta sobrecarga de trabajos y exceso de utilización sólo de WhatsApp.

martes, 31 de marzo de 2020

UPB habilita 180 aulas virtuales y continúa con sus clases en línea

Con el propósito de continuar con su calendario académico y velar por la salud de sus estudiantes y profesores, ante la amenaza de la pandemia del covid-19, la Universidad Privada Boliviana (UPB) recurrió a la tecnología y habilitó 180 aulas virtuales para impartir clases en línea, en todas sus carreras de pregrado y postgrado.

El vicerrector académico de la Universidad en Cochabamba, Alberto Sanjinés, explicó que para evitar la presencia física de sus alumnos y catedráticos en sus establecimientos, durante los días que dure el estado de emergencia establecido por el Gobierno, se creó un campus virtual, simulando la gestión de todas sus aulas reales, tanto de Cochabamba como de La Paz y Santa Cruz.

Hoy cada una de las clases de las 19 carreras de la UPB se desarrolla con regularidad de forma online, cumpliéndose todos los horarios y periodos establecidos a principios de año en el programa presencial, y con una asistencia virtual de estudiantes muy buena, dijo entusiasmada la autoridad académica.

En cada aula virtual participan entre 5 y 35 alumnos, todos individualmente desde sus casas a través de un dispositivo electrónico conectado a internet, teniendo la posibilidad de interactuar con sus profesores o compañeros, de forma verbal o a través de un chat.

Sanjinés recordó que en pregrado, en línea se dictan 212 materias al día en Cochabamba, 178 en La Paz y 9 en Santa Cruz, donde la UPB este año inició sus actividades académicas en grado de licenciatura con la inauguración de un nuevo campus en esa ciudad. En los tres departamentos, cerca de 3.500 estudiantes están pasando clases virtuales desde que empezó la cuarentena y continuó con el estado de emergencia.

“Las principales plataformas tecnológicas que estamos utilizando para las clases son Zoom, Google Classroom, UPB Virtual y Surveys UPB, entre otras”, indicó Sanjinés a tiempo de señalar que están siguiendo la experiencia y las guías de la universidad de Harvard, y que sus docentes fueron debidamente capacitados para el manejo estudiantil online.


Experiencia

Tras equiparse tecnológicamente, organizarse y capacitar a sus profesores, ya hace dos años la UPB empezó sus prácticas con cursos virtuales a distancia, pasando su prueba más importante durante los conflictos político sociales que vivió el país en octubre y noviembre del 2019, donde esta casa de estudios superiores tuvo que profundizar sus clases online, experiencia que hoy le está permitiendo asumir la actual coyuntura de mejor forma, destacó la autoridad académica.

Con Zoom, tanto estudiantes como profesores pueden ingresar al aula virtual que le asignan y en el horario que les corresponde. Los docentes tienen la posibilidad de administrar este espacio educativo, sostuvo.

Sanjinés explicó que los docentes tienen el control de admitir o rechazar el ingreso de los estudiantes a la clase virtual, de forma de evitar la injerencia de personas ajenas a la Universidad, o por error; también cuentan con los recursos técnicos para manejar el sonido, lo cual les permite reducir los posibles ruidos externos del ambiente.

Asimismo, los profesores manejan la información compartida en la pantalla y en algunos casos cuentan con una tableta adicional, conectada al aula digital, que les sirve como una pizarra virtual, donde pueden dibujar y escribir sus fórmulas, entre otros, subrayó

En esta plataforma los educadores tienen también la posibilidad de realizar encuestas rápidas a los estudiantes y evaluar su nivel de entendimiento y asimilación de lo enseñado, a través de un sistema desarrollado en la Universidad, denominado Survey UPB, el mismo que permite mantener la calidad académica, añadió.

Aprovechando este entorno digital, y empleando las herramientas de Zoom o Google Suite, el profesor puede reunirse con sus estudiantes, fuera de las horas de clase, para coordinar diferentes actividades, a través de una video llamada o sólo utilizando audio.

Por otro lado la Universidad tiene a su disposición la plataforma “UPB Virtual”, mediante la cual los profesores organizan su materia, calendarizan las actividades académicas con los alumnos y suben sus materiales; en cambio los estudiantes la utilizan para entregar de forma digital y en línea sus tareas y trabajos, los mismos que pasan por el programa Turnitin, que detecta posibles plagios y refleja la honestidad de los estudiantes.

Sin embargo, en las clases virtuales también surgen desafíos que requieren mucho pensamiento, explicó Sanjinés. “Una de las principales dificultades que estamos atravesando en la UPB es la aplicación de los exámenes, que no siempre se pueden aplicar en las formas tradicionales, razón por la que se recomendó a los profesores priorizar, en los cursos en línea, el desarrollo y defensa de proyectos y exámenes orales, o postergar algunas pruebas para cuando se ingrese a la normalidad”, agregó.

Universidades privadas del país deberán establecer planes de pago flexibles a sus estudiantes

El Ministerio de Educación, a través del Viceministerio de Educación Superior de Formación Profesional, la Dirección General de Educación Superior Universitaria y la Asociación Nacional de Universidades Privadas de Bolivia (Anup), informó que las universidades privadas establecerán planes de cobros bajo el principio de la flexibilidad, donde los estudiantes podrán regularizar la cancelación de sus colegiaturas, mensualidades, cuotas u otro tipo de pagos pendientes.

Antonio Carvalho, presidente de la Anup, informó que se llegó a este consenso con las distintas autoridades nacionales con la finalidad de "que de alguna manera la población estudiantil esté ocupada en algo más útil que en las redes sociales viendo información que pueda generar mayor preocupación, por eso es que se habla de mayor flexibilidad, tanto en el tema académico como en el económico", sostuvo.

El comunicado de esta cartera de Gobierno menciona también los siguientes puntos:


1. Las universidades garantizarán la educación superior profesional equitativa a través de la implementación de la formación a distancia y virtual mediante el uso, tanto de plataformas como recursos digitales sin condicionantes de ningún tipo.

2. Los estudiantes que decidan abandonar el modulo o el semestre deberán comunicar su decisión a la universidad para que sean considerados en la correspondiente reprogramación en el periodo de invierno o el siguiente módulo.

3. Las universidades no cobrarán ningún tipo de multas, sanciones o recargos tanto por ausencia, como retrasos de pagos durante el semestre actual.

4. Las universidades deben cumplir con el pago de salarios a todo su personal docente y administrativo en el marco del DS 4199.

5. La acreditación de las horas de formación a distancia o virtuales estará sujeta a evaluación que debe asegurar la calidad educativa pudiendo ser reforzadas las habilidades y competencias procedimentales posteriormente.

6. Las universidades podrán alterar el orden de las asignaturas semestrales en su componente teórico o reorganizar los módulos de manera que faciliten su desarrollo a través de plataformas virtuales.

7. Las universidades tomarán las previsiones para desarrollar y evaluar el componente práctico una vez reinstaladas las actividades presenciales.

8. Las universidades con carreras que requieran de prácticas, laboratorios e internados rotatorios reprogramarán sus calendarios académicos pudiendo entenderlo sin incrementar o generar pagos adicionales al estudiante.

De acuerdo a los datos proporcionados por Carvalho, en Bolivia existen actualmente 38 universidades privadas en todo el territorio nacional.

lunes, 30 de marzo de 2020

La UPSA y Respira Bolivia entregaron prototipo de barbijo


Se trata de un modelo que es auto filtrante y tiene tres capas, para exposición prolongada. Este martes será presentado en el Colegio Médico de Santa Cruz


La carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la Universidad Privada de Santa Cruz de la Sierra (UPSA) y la Organización Open Source Covid 19 con el proyecto Respira Bolivia filial Santa Cruz trabajaron en conjunto en el diseño del prototipo de barbijo para el sector salud contra el Covid 19, que fue entregado al Ministerio de Desarrollo Productivo.

El barbijo desarrollado por la UPSA y Open Source Santa Cruz, corresponde a un modelo protector auto filtrante en tres capas, conformado por un tejido de aglomerado denso, capaz de filtrar partículas.

Raquel Clouzet, Jefe de la Carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la UPSA, señaló: “Nuestra labor de voluntariado ha consistido en elaborar el prototipo de acuerdo a las especificaciones de un médico toxicólogo. Nosotros seguimos investigando materiales y técnicas para mejorar el diseño con la finalidad de que el producto sea lo mejor que se pueda tomando en cuenta las difíciles circunstancias y la carencia de material idóneo”.

En este proyecto participaron por la UPSA los docentes Raquel Clouzet, Claudia Jarandilla, Paulo Silva y Carlos Paredes, en tanto que el coordinador por parte de Open Source Santa Cruz fue el arquitecto Giorgio Valli. También tuvieron labor activa Gróver Mendoza, Alejandro Mollinedo e Irma Sorio en el prototipado del barbijo.

El diseño fue presentado ante el Servicio Nacional de Propiedad Intelectual (SENAPI) como propiedad intelectual de Open Source Santa Cruz y la carrera de Diseño y Gestión de la Moda de la UPSA. Para este martes 31 de marzo se ha fijado la entrega al Colegio Médico de Santa Cruz del primer lote de barbijos.



Por su parte, Alejandro Mollinedo, médico toxicólogo que dio las especificaciones, comentó sobre la eficacia y testeo de este aporte para la población boliviana en plena pandemia del Coronavirus. “He podido constatar que tiene adherencia al rostro y que lo cubre de buena manera. En los cuatro días que se tuvo de prueba, el virus no llegó a pasar ni la primera capa del barbijo”, indicó.

Clouzet señaló que el modelo de barbijo fue enviado este 28 de marzo al Ministerio de Desarrollo Productivo de Bolivia, a través de la ministra de Desarrollo Rural y Tierras, Eliane Capobianco, para que con su fabricación en serie este prototipo donado por la UPSA y la Organización Open Source Covid 19 pueda ser útil en todos los hospitales del país.