lunes, 27 de julio de 2009

Los estudios a distancia hacen variar los cupos en la Uagrm

Las carreras que se pueden estudiar a distancia son las responsables de que crezca el número de cupos que ofrece la Universidad Gabriel René Moreno (Uagrm), dijo ayer Helecto Villarroel, director del Programa de Admisión Básica (PAB) de la universidad estatal.
Villarroel estuvo por la mañana coordinando el desarrollo del segundo y último parcial para el PAB en el campus universitario, donde se tomó la prueba a más de 3.000 postulantes.
“No se puede precisar una cifra exacta de cupos, porque los que ofrecen las cuatro carreras que tienen el sistema de educación a distancia hacen variar y que crezca en la sumatoria del total. Es por eso que decimos que hay alrededor de 1.700 espacios para los estudiantes”, explicó el director del PAB y recalcó que cada carrera es la que determina la cuota de alumnos que puede aceptar de acuerdo con su presupuesto y disponibilidad de infraestructura.
Como la educación a distancia requiere de costos mínimos y no necesita de infraestructura tiene la capacidad de sumar un número alto de estudiantes.
Cabe indicar que la jornada de ayer se efectuó con normalidad y en los horarios previstos. Jóvenes como Daiana Bejarano (18) y Eduardo Franco (19) dieron por primera vez la prueba y tuvieron que hacerlo utilizando barbijos y con las manos desinfectadas con alcohol, medidas que se tomaron para prevenir la gripe A H1N1. Otros, como Leandro Terrazas (20), estuvieron desde muy temprano.
“La prueba se realizó en el tiempo establecido (una hora y 45 minutos), y salvo raras excepciones siempre transcurre en tranquilidad. Esta vez no fue la excepción”, comentó Esteban Quiroga, docente de la Facultad de Humanidades, que estuvo en el control de una de las aulas donde se tomó el examen. Las autoridades universitarias indicaron que entre el martes y miércoles se darán a conocer los resultados.

Sólo un 25% aprobó la primera prueba
Apenas el 25% de las personas que rindieron el primer examen del PAB, el 14 de junio, sacó la nota aprobatoria. Una cantidad bastante baja si, además, se toma en cuenta que los postulantes tuvieron seis semanas de clases de preparación. Cabe señalar que cada prueba vale 50 puntos y la suma de los dos da la nota final.
Para el examen que se rindió ayer también estaban previstas otras seis semanas de clases, pero fueron recortadas por el decreto prefectural que prohibía reuniones y aglomeraciones de gente para evitar posibles contagios de gripe A H1N1.
“Dos semanas antes de que termine el curso salió el decreto y tuvimos que recortar dos semanas de clases. Sin embargo, logramos avanzar más del 80% y tomamos el examen en función de lo avanzado”, indicó el director del PAB.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada